Edicione 28Marzo 2024
Dossier temático

Eje intestino-cerebro: ¿un factor que explica la anorexia nerviosa?

Descargar gratis

    Editoral

    Durante los últimos años, se ha sugerido la participación de la microbiota intestinal y el eje intestino-cerebro en diversas patologías psiquiátricas y neurodegenerativas. Sin embargo, es quizá al centrarnos en los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) que este eje intestino-cerebro adquiere toda su importancia. En efecto, una de las funciones del intestino es detectar la cantidad de nutrientes ingeridos y enviar señales al cerebro, en particular, a través del nervio vago, pero también mediante la producción de hormonas para regular el apetito y la saciedad. Diversos estudios han demostrado que la microbiota modula las señales que envía el intestino al cerebro. De ahí a pensar que el apetito está bajo el control de nuestra microbiota y que un desequilibrio de ésta podría favorecer la aparición de los TCA hay tan solo un paso que el dossier de esta edición podría ayudarnos a dar. Este dossier, que se centra en la anorexia nerviosa y ha sido redactado por dos médicas especialistas en la materia, sugiere un papel etiológico de la microbiota en esta patología, lo que abre perspectivas diagnósticas y terapéuticas enfocadas en las bacterias intestinales. Esto representaría, indudablemente, un progreso significativo en el manejo de esta patología para la que, actualmente, no existe ningún tratamiento específico.

    ¡Disfrute la lectura!

    Philippe Gérard Redactorefe de este número


    Tabla de contenidos

    Comité científico

    Estos otros temas pueden interesarle